620

por semana

¡Conoce los caballos, aprende de sus capacidades!

7 días mágicos para descubrir la Cerdanya a caballo. Te imaginas convivir con un caballo una semana? Tendréis que cuidaros mutuamente para llegar hasta lagos escondidos, galopar por prados alpinos o cruzar ríos de montaña. Uno al lado del otro las 24h, ya que duermen al aire libre en el cercado que construimos al lado del campamento.

TURNOS DISPONIBLES

 

  • 28 JUN

    4 JUL
  • 5 JUL

    11 JUL
  • 620€
    quedan: 0 plazas
  • 12 JUL

    18 JUL
  • 620€
    quedan: 0 plazas
  • 19 JUL

    25 JUL
  • 620€
    quedan: 0 plazas
  • 26 JUL

    1 AGO
  • 620€
    quedan: 0 plazas

Los responsables del camp Equitación son Raúl Altamirano y Andrea Yebra, ambos titulados en Conducción de Grupos en el Medio Natural y con una amplia y larga experiencia en el mundo de la hipología.

Incluye el alojamiento en Régimen de Pensión Completa; de la cena del primer día, a la comida del último; desplazamientos internos, material específico para hacer las actividades, monitores las 24h del día y el seguro de accidentes.

Día 1

Los nuevos jinetes y amazonas llegan cargados. Las botas de montar y el casco ocupan bastante espacio en la bolsa. Vienen preparados para la aventura. Algunos con amigos, otros con hermanos y los más valientes solos. La mayoría estarán una semana, otros harán equitación y otra semana otro camp. Esta primera tarde es para situarnos, saber dónde estan las duchas, cuándo nos toca poner la mesa o cómo se llega al cercado de los caballos. Elegimos literas y empezamos a hacer amigos… ¡el más especial, con cuatro patas!

Día 2

Desayunamos al sol y llevamos al cercado todo el material necesario. Empezamos conociendo los caballos: peinamos las crines, revisamos las herraduras y los ensillamos. Día para conectar, conocerse y coger confianza, tanto los caballos como los jinetes y amazonas. Y por la tarde Servicios a la Comunidad, a la caseta de información del campamento le irá genial una buena repintada y haremos también rótulos y cajas nido. Después de cenar… juego de noche. Hacemos diferentes grupos mezclados con el resto de camps. Quién encontrará primero la bandera?

Día 3

Cogemos las sillas, los cascos, pícnic para el almuerzo y ¡hacia el cercado! Hoy nos espera una aventura de las buenas. Empezamos repasando técnica para después seguir la pista hasta el Refugi de Prat Miró. Comemos en los prados y seguimos hasta Pollineres. La vuelta por el sendero de La Bassa de Comabella es increible: en medio del bosque, uno tras otro, en silencio, sólo oyendo el paso de los caballos y el canto de los pájaros. Una experiencia inolvidable.

Día 4

Hoy todos los camps tenemos un reto importante: coronar el Monturull (2.761 m). Nosotros intentaremos llegar hasta el pie de la cima a caballo. Salimos del campamento hacía Prat Miró. Seguimos subiendo hasta el Puig Punçó y reseguimos la cresta hasta el Monturull. Hoy el itinerario es de alta montaña, con casi 1.000 metros de desnivel positivo acumulado desde el campamento. Suerte que esta noche hay cine al aire libre y podremos descansar tomando palomitas.

Día 5

Mañana de juegos cerca del campamento. ¿Habéis intentado jugar al pañuelo encima de un caballo? ¿Y poneros de pie sobre él? Almorzamos a la sombra bajo los toldos del campamento con los demás grupos. Y tiempo para ping-pong, bádminton, fútbol, básquet, hacer cabañas… Por la tarde, los más pequeños del campamento también quieren compartir un rato con los caballos, así que los del camp de Equitación les explicamos todo lo que sabemos y los llevamos a dar una vuelta por los alrededores. Y después de cenar una pequeña excursión nocturna hasta Prat Miró. ¡Qué diferente es montar de noche!

Día 6

Ya queda poco para acabar la aventura. Hoy es el último día de excursión larga. Preparamos las mochilas con el almuerzo, la merienda y el agua. La vuelta hasta Músser pasando por el mirador del Pla de Llet tiene unas vistas espectaculares de todo el valle, pero a la vez es necesario estar atentos a las ramas! Pasamos por el curioso Roc dels Diners, donde recuperamos fuerzas antes de volver a subir hasta el campamento pasando por Arànser. Por la noche la hamburguesa nos reanima y ya volvemos a tener las piernas a punto para la fiesta final: música, luces y ¡a bailar!

Día 7

Desayunamos, hacemos la maleta y lo recogemos todo. La última actividad es montar a pelo, ¡qué diferencia! Es alucinante cómo conectamos, notar cada movimiento del caballo. La harmonía es perfecta. Después de comer las primeras familias empiezan a llegar. Los jinetes y amazonas tienen tantas cosas que explicarles… No lo saben, pero los padres han ido leyendo el blog y no se han perdido ningún detalle de lo que hemos hecho estos días. Últimos momentos y abrazos. ¡Con las sudaderas Pyrene luciremos energía positiva todo el año!