Skip to main content

Carrito

Después de la tormenta, parece que vuelven los días claros, soleados y la calma en el campamento. Las vacas pastan en un verde que cada día es más intenso. Y con esta paz comienza un nuevo día lleno de aprendizajes, retos y aventuras para todos los participantes. ¡Arriba!

A los pequeños del campamento de Minairons les ha tocado trabajar duro. Con la ayuda de troncos, ramas, una sierra e hilos, han hecho su primera cabaña. Más tarde, también han tenido tiempo para el juego del paracaídas, pero no han dejado de seguir construyendo refugios y cabañas. Esta vez, la cosa ha ido de ranas y humedales.

Aventura Junior ha puesto a punto las bicicletas y ha subido en dirección al Refugio del Pradell, hacia Pollineres, y antes de subir hacia los Estanys de la Pera, han dado media vuelta y han regresado.

Bold Adventure ha comenzado el día con energía pedaleando hacia los Estanys de la Pera. Pista arriba en compañía de caballos y vacas que tenían ganas de jugar al escondite y compartir un día juntos.

Wild Adventure ha empezado la mañana con un juego de Orientación. Bien calzados, con un mapa en la mano y con un único objetivo: ¡encontrar hitos! Más tarde, aún les ha quedado energía para hacer Servicios a la Comunidad.

En el Beginner’s Horse Riding Camp nos hemos despertado con una baja. Tenemos un caballo lesionado, y Manel no ha tenido más remedio que replantear la actividad, guiar al grupo en bicicleta y dejar al caballo descansando.

Nos llegan noticias de Pyrene Explorer. Siguen caminando por los valles de Andorra y hoy pasarán la noche en el refugio de Comapedrosa.

Cae la tarde en el campamento, se pone el sol y es la hora de cenar, ver una película o disfrutar de tiempo libre. ¿Qué nos espera mañana? Con energía y vitalidad, arriba, siempre arriba para empezar un nuevo día.

Deja un mensaje